La Muerte de Melibea en La Celestina

Descubre la trágica muerte de Melibea en "La Celestina", una historia de amor, desesperación y destino inevitable en la obra de Fernando de Rojas.

La muerte de Melibea en La Celestina es un pasaje que ha capturado la atención de lectores y críticos por generaciones.

Para entender plenamente este evento, es necesario explorar el contexto y los elementos que conducen a este trágico desenlace.

La obra, escrita por Fernando de Rojas, es una tragi-comedia que combina elementos de comedia y tragedia, y es una de las piezas más importantes de la literatura española del siglo XV.

El personaje de Melibea es complejo y su desarrollo a lo largo de la obra refleja los conflictos internos y las presiones externas que enfrenta.

¿Cómo muere Melibea en la Celestina?

Melibea, hija de Pleberio y Alisa, es una joven noble que vive una vida protegida y regulada por las estrictas normas de su clase social. Su encuentro con Calisto marca el inicio de una pasión descontrolada que desafía estas normas.

Calisto, un joven noble, queda profundamente enamorado de Melibea y, en su afán de conquistarla, recurre a la ayuda de Celestina, una vieja alcahueta conocida por sus habilidades en el arte de la seducción y la brujería.

Celestina, mediante hechizos y artimañas, logra que Melibea caiga rendida ante los encantos de Calisto. Sin embargo, este amor está predestinado a la tragedia desde el principio.

La relación se desarrolla en un entorno de engaños, secretos y manipulaciones, donde cada acción tiene consecuencias imprevisibles.

La tragedia se precipita con la muerte de Calisto. Mientras intentaba escalar el muro del jardín de Melibea para encontrarse con ella, Calisto cae y muere instantáneamente.

Este evento es devastador para Melibea, quien ya estaba profundamente involucrada emocional y físicamente con él. La muerte repentina de su amante rompe su mundo y la sume en una desesperación absoluta.

En su dolor, Melibea decide tomar el control de su destino de la única manera que ve posible: quitándose la vida. Este acto final es uno de los momentos más desgarradores de la literatura, ya que Melibea, desde la torre de su casa, reflexiona sobre su amor, su dolor y su decisión.

Su soliloquio es una mezcla de lamento, desesperación y resolución. Melibea se despide de su entorno y de sus seres queridos, expresando la intensidad de su sufrimiento y la imposibilidad de vivir sin Calisto.

Su salto desde la torre no solo simboliza su huida del dolor, sino también una declaración de amor eterno y una protesta silenciosa contra las circunstancias que la llevaron a ese punto.

La decisión de Melibea es un acto de rebeldía y resignación, una combinación que muestra la complejidad de su carácter y la intensidad de sus emociones.

La muerte de Melibea también tiene un profundo impacto en los personajes que la rodean. Sus padres, Pleberio y Alisa, quedan devastados. Pleberio, en particular, expresa su dolor en un monólogo final que sirve como un lamento no solo por su hija perdida, sino también por la fragilidad de la vida y la futilidad de los esfuerzos humanos para controlar el destino.

Este lamento final añade una capa de profundidad y reflexión a la obra, mostrando cómo la tragedia personal de Melibea tiene implicaciones más amplias sobre la condición humana.

La muerte de Melibea en La Celestina es, por tanto, un elemento crucial que encapsula los temas centrales de la obra: el poder del amor, la inevitabilidad del destino, y la profunda tragedia que puede surgir de las pasiones humanas.

Es una muestra conmovedora de cómo los seres humanos, atrapados en sus propias emociones y circunstancias, a menudo encuentran en la muerte una salida a sus sufrimientos más profundos.

La obra de Fernando de Rojas sigue siendo relevante hoy en día por su exploración de estos temas universales, ofreciendo una mirada sincera y desgarradora a la naturaleza humana.

Otras dudas sobre la Muerte de Melibea

Scroll al inicio